5 Preguntas que nuestros pacientes nos hacen sobre el cuidado de ancianos en el hogar.

A veces, la atención a tiempo parcial no es suficiente. Estás preocupado por el bienestar de mamá o papá, pero no puedes cuidarlos las 24 horas. Ya sea a corto o largo plazo, el cuidado continuo puede ser la mejor solución para un mejor sueño y una vida más segura.

Estas son las preguntas que más a menudo escuchamos en nuestro gabinete de psicología, cuando los parientes de algún familiar que necesita atención y cuidado en el hogar las 24 horas, vienen desbordados por una situación que los ha llevado a un punto, en el que son ellos los que necesitan de nuestra atención para volver a recuperar su vida, alejando el estrés y el agotamiento físico y mental que han sufrido como consecuencia del cuidado de sus mayores.

En todos los casos nuestra primera recomendación consiste recuperar la vida de la persona que ha actuado como cuidador y para ello el primer paso consiste en concienciar al mismo, sobre la necesidad de búsqueda de servicios asistenciales para mayores a domicilio, así como empleadas de hogar y en general de la búsqueda de todos aquellos profesionales que sean necesarios para el cuidado de la persona. Hay multitud de empresas que serán capaces de proporcionar todos los servicios médicos y asistenciales necesarios para cada paso particular.

1. ¿Cuándo deberíamos considerar la atención domiciliaria las 24 horas?

Use esta lista para ayudarlo a decidir si la supervisión continua es la opción correcta:

  • La persona no duerme toda la noche (o se levanta más de 2 o 3 veces por noche).
  • La persona tiene dificultad para moverse y tiene un alto riesgo de caídas.
  • La persona fue dada de alta recientemente (o está a punto de ser dada de alta) del hospital y necesita un monitoreo constante.
  • El cónyuge o pariente de la persona está cansado de ayudar día y noche.

Si una o más de estas declaraciones es verdadera, es posible que desee considerar la atención domiciliaria las 24 horas.

2. ¿Cuál es la diferencia entre la atención de 24 horas y la de un cuidador interno?

Con atención las 24 horas, su ser querido recibe atención durante todo el día. No hay necesidad de pausas o descansos para dormir porque dos o más cuidadores pueden rotar los turnos.

En ayudaadomiciliovalencia.info, atención domiciliaria las 24 horas significa supervisión activa todo el día y toda la noche. Dependiendo de las leyes laborales locales, los turnos pueden durar entre 8 y 12 horas por cuidador.

 

3. ¿Es fácil cambiar entre un cuidado de 24 horas y un horario menos intensivo?

En algunos casos, se puede comenzar con atención las 24 horas, pero suavizar el horario para casos de tiempo parcial u ocasionales como por ejemplo, después del alta del hospital. En otros casos, puede ampliar hasta 24 horas la atención domiciliaria.

De cualquier manera, trabajamos con usted para crear un plan de atención que sea flexible a sus necesidades. Este tipo de atención no necesita ser 24/7; puede optar por un bloque de 24 horas una o dos veces por semana.

cuidado24horas1

4. ¿Cómo configuro la atención domiciliaria las 24 horas con mi empresa de ayuda a domicilio?

Personalizamos la atención según las necesidades únicas de nuestros clientes. Sabemos que la atención las 24 horas puede llegar con cierta urgencia y, a menudo, podemos incluirlo dentro de las 48 horas.

Antes de comenzar a recibir atención, esto es lo que puede esperar de la consulta complementaria y los días siguientes:

  • Cómo conocerlo: nos reuniremos con usted y su familia en el hogar para aprender sobre las necesidades y prioridades específicas de cuidado al mismo tiempo que establecemos metas y expectativas.
  • Selección de cuidador / enfermera: si tiene preferencias de cuidador, haremos nuestro mejor esfuerzo para acomodar sus deseos y traer a la misma gente tan a menudo como sea posible.
  • Plan de atención y cronograma: Desarrollaremos un plan de atención y crearemos un cronograma que funcione para todos.

* Tratamos de brindar atención lo antes posible. Dependiendo de sus necesidades, podemos necesitar más tiempo para evaluar el nivel de habilidad requerido y encontrar el ajuste perfecto.

5. ¿Qué puedo esperar de la atención domiciliaria las 24 horas?

Estaremos en contacto con los detalles del cronograma, para que sepa exactamente quién viene y cuándo. En la primera visita, uno de nuestros diseñadores de atención expertos estará allí para presentarle al cuidador. Dejaremos un libro de comunicación con usted, que es una carpeta utilizada para que la familia colabore con el equipo de atención.

Actividades para mayores

collage1def

Desde la Residencia de Mayores en Valencia http://resipuig.com/, os hacemos llegar hoy un estudio, según el cual en España los mayores entre 65 y 75 años gastan un promedio de dos mil ochocientos euros al año en  entretenimiento  dentro y fuera del hogar. Eso es más de lo que gastan por año  los pre-jubilados de 55 a 64 años. Y tiene sentido.

Los jubilados tienen más horas libres para ocupar, y los mayores descuentos sólo los consiguen en esas edades. De acuerdo con el estudio realizado, el 58% de los jubilados no presupuestan lo que van a gastar en ocio cuando planifican la jubilación, además, es posible que si no gastas dinero en actividades de entretenimiento te encontrarás aburrido e infeliz.

Por supuesto, si  la persona jubilada está dispuesta a encontrar algún tipo de entretenimiento a bajo coste incluso puede hacer un pequeño esfuerzo en la parte económica.  Además, establecimientos como museos y salas de cine suelen ofrecer tarifas reducidas a las personas mayores.

¿Conoces ese nuevo tiempo libre del que acabamos de hablar? Si además eres un poco manitas podrías lanzarte a arreglar tu hogar. Sin duda es una forma gratificante de gastar tu tiempo aunque a veces también puede ser costoso. Se estima que el 20% de los propietarios mayores realizan algún tipo de proyecto de remodelación cada año. Pero si quieres ahorrar dinero siempre hay almacenes donde existen todo tipo de materiales a bajo coste.

 

Muchos jubilados sueñan con ver el mundo una vez que dejan de trabajar, pero de todas las aficiones que podrían perseguir, viajar es probablemente la opción más cara de todas, con diferencia. Se estima que entre el 7% y el 8% de los hogares de 65 años o más gastan el 25% de sus ingresos en viajes, y Mary Lynch nos comenta que en los últimos años, los viajes de los jubilados se han convertido en una industria importante para el sector hotelero ya  que en la temporada de otoño –invierno, son un porcentaje bastante alto los que realizan viajes por toda España. Si estás esperando hacer muchos viajes, tendrás que hacer de esa meta una parte importante de tu plan de ahorro para la jubilación.

Ahora, si eres una persona inteligente sobre la forma de reservar y pagar por tu viaje, podrás viajar por el mundo  a través de tus ahorros de toda la vida. En primer lugar, evita los períodos de mayor actividad turística, como los fines de semana, los meses  de julio y agosto, la semana santa y la semana entre Navidad y Año Nuevo. Además, las tarjetas de crédito adecuadas pueden realmente ayudarte a acumular puntos, lo que puede reducir  tus gastos para viajar. Por último, considera que siempre resulta más económico un alquiler de un apartamento o vivienda que un hotel, además de ser más baratos muchos vienen con cocinas totalmente equipadas que pueden ayudarte a ahorrar dinero en las comidas.

Con la edad, las personas nos volvemos cada vez más sedentarias, por problemas de salud o por miedo a caídas. Además nuestros movimientos musculares van disminuyendo. Pero a medida que se envejece, un estilo de vida activo puede ser importante para mantener bien la salud. Moverse puede ayudar a la persona a aumentar la energía, proteger el corazón y manejar mejor los síntomas de enfermedades y dolores además del peso, la memoria, el humor y la mente. En general, además de alargar la vida encontrarás un mayor bienestar en tu vida.

Otra actividad que es muy buena para la gente de la tercera edad  son las manualidades. Por ello puedes encontrar en los programas de actividades de cualquier residencia para mayores como www.institutogeriatrico.com/, que estas toman un papel preponderante en dichos programas. Las actividades deben ser fáciles de entender y que no lleven piezas pequeñas. Es importante tener todos los suministros necesarios para realizarlas antes de que comience la sesión. Asegúrate que tienes bastante espacio para poder realizarlas con comodidad. Recuerda que tus dedos pueden ir un poco más lentos que hace unos años, así que la paciencia es la palabra mágica.

Por otro lado se recomienda también las terapias de baile ya que mejoran la salud y alegran la vida. Un informe de Salud Pública del 2014 publicó que la música y las artes visuales reducen la presión arterial y la ansiedad. Además destacó que el baile alivia la soledad, mejora el equilibrio y reduce el riesgo de caídas.

Los juegos para mayores son excelentes maneras de ejercitar los músculos mentales. Los juegos de cartas, los juegos de mesa, el bingo  y los juegos de palabra suelen ser muy útiles y cómodos. Además de ejercitar la mente son buenos para comunicarse con los demás, les hace más sociables y se sienten más valorados por los demás. Hoy en día también se utilizan las nuevas tecnologías para la tercera edad. Existen páginas web con inteligentes flujos de increíbles paisajes y sonidos para que se sientan como si estuvieran en un emocionante viaje virtual alrededor del mundo. Los juegos para mayores también pueden implicar recuerdos que les lleven al pasado.

Cuando los hijos  ya son adultos y deciden vivir  por su cuenta, empiezan a sentir más la soledad,  pueden encontrarse  mejor  teniendo una mascota. Pero no te olvides  de que esa adorable criatura también necesita un pequeño  presupuesto, y si tu animal es mayor o tiene problemas de salud, sus costes podrían aumentar.

Actividades para la tercera edad

Por otro lado están los nietos, esos pequeños paquetes de alegría que  iluminan tu mundo, pero si no tienes cuidado, también pueden meterse en tu presupuesto. Según un estudio de AARP, el 25% de los abuelos gastan más de 400 euros al año en sus queridos nietos, mientras que el 32% ayuda a pagar sus gastos diarios.

Si estás decidido a ayudar a tus nietos a pagar la universidad,  tendrás que considerar que el presupuesto va a subir considerablemente. Y si  encuentras que tus nietos están abusando demasiado de tus recursos limitados, siempre se puede volver a un regalo que cueste menos, pero lo que  más apreciarán de ti será el tiempo y el cariño que les dediques.

La clave es  establecer  metas de estilo de vida que sean apropiadas para la edad. Y recuerda que una vida sedentaria tiene un peaje mucho mayor en el envejecimiento biológico.

COMO AFRONTAR EN LAS ESCUELAS EL BULLYING

 

“Los niños son niños” es un famoso dicho lo que sugiere que la intimidación es una parte normal del crecimiento. Sin embargo, cuando un niño recibe insultos,  golpes, amenazas de muerte y acoso continuado a través del móvil y/o redes sociales, la intimidación se convierte en algo mucho más preocupante. A algunos niños les ha llevado incluso al suicidio, por lo tanto estamos hablando de un problema bastante serio al que le debemos darle su debida importancia. En algunas escuelas se están empezando a tomar medidas en contra de la intimidación.

Como afrontar el acoso escolarDesde saludymente.obolog.es nos precisan que la intimidación puede ocurrir al azar o de manera regular. Puede ocurrir a diario, semanal o mensualmente. De hecho, uno de cada 10 víctimas de acoso escolar son intimidados diariamente, mientras que uno de cada cinco víctimas son intimidados una o dos veces al mes. El alumno acosado rara vez puede predecir cuándo ocurrirá la intimidación, a menudo los profesores no pueden hacer frente al incidente. De hecho, puede que ni siquiera se den cuenta de los primeros actos de bullying.

combatir el bullying

Las escuelas tienen que encontrar maneras de reducir este problema. Esto incluye tener a todos los profesores alerta para  que esta intimidación no se produzca. Estos son algunos consejos para ayudarle a reducir la intimidación en el colegio:

 

 

Disponer de una definición clara de intimidación

Se caracteriza por un comportamiento agresivo intencional a través de medios físicos o verbales que implica un desequilibrio de poder y fuerza. Si se trata de una reincidencia, incluso cuando los maestros lo observan por primera vez, es conveniente que hablen con la víctima sobre lo que pasó y es muy importante que el alumno informe a los profesores si ha habido casos anteriores.

El personal debe ser capaz de distinguir entre las burlas y el acoso. Las burlas  persistentes se hacen para provocar e irritar al otro. La intimidación, por otro lado, es un desequilibrio de poder. Esta es la clave. Los estudiantes que sufren  acoso escolar son incapaces de defenderse por sí mismos, que es lo que causa el desequilibrio de poder. La gravedad de la intimidación varía de un caso a otro.


>Con el crecimiento de la utilización de las redes sociales entre los estudiantes, el personal debe ser consciente de que el acoso cibernético se está convirtiendo en un problema. El ciberacoso es el uso de cualquier dispositivo electrónico para intimidar o acosar a otro. Esto incluye textos, correos electrónicos, videos, mensajes en redes sociales.

Todo el personal de la escuela necesitaría ser entrenado en una prevención de la intimidación, con lo que las políticas y las reglas de la escuela deberían  hacerse cumplir  a todos los alumnos.

Las reglas y las consecuencias que supone romper las reglas deben ser claras. Los estudiantes necesitan saber lo que sucederá si se involucran en una conducta determinada.

Cuando los maestros y el personal llaman a un niño,  agresor o víctima, colocan un juicio sobre ese niño, lo cual puede causar problemas en el futuro para ese estudiante.

 Comportamientos de direcciones

En primer lugar, averiguar qué ha ocurrido antes de decidir si  el incidente se califica o no  como bullying.

Asegúrese de que la persona que está haciendo el bullying sabe qué su comportamiento es malo, por qué está mal, y cuáles son las consecuencias. Si su comportamiento continúa, tendrán que estar involucrados los padres y estos tienen que  reconocer que el comportamiento  de su hijo tiene que parar.

Recompensar el comportamiento positivo

No muchas personas optan por reforzar el buen comportamiento, esto es un problema. Por eso es importante que los profesores resalten el “Juego del Buen Comportamiento” en el que los buenos comportamientos en el aula sean premiados, por ejemplo subiendo la nota.De esta manera el estudiante será más probable que participe en el comportamiento positivo. Al igual que el establecimiento de reglas claras y hacer cumplir dichas normas, lo que refuerza el buen comportamiento dará a los estudiantes las expectativas  sobre lo que quiere de una manera positiva. Es bueno que los profesores resalten más el buen comportamiento de un alumno que el malo ya que esto les hará menos propensos a involucrarse en comportamientos negativos.

Tener una comunicación abierta

 La comunicación es la clave para construir una buena relación. Cuando los maestros tienen una comunicación abierta con sus estudiantes, sus estudiantes se sentirán más abiertos a hablar con ellos sobre sus problemas, incluyendo la intimidación. Tener reuniones de clase es una manera de construir esa comunicación. Los estudiantes quieren saber que realmente están siendo escuchados. Necesitan sentirse a gusto al hablar con sus profesores cara a cara de forma individual. Tenga en cuenta que un estudiante que sufre acoso escolar no quiere decir algo delante de toda la clase.

 Involucrar a los padres

 La comunicación con los padres sobre el comportamiento de sus hijos, ya que si es su hijo es el que acosa a otro la relación  puede ser complicada. Por lo tanto es necesario para construir una buena relación entre los profesores y los padres de sus alumnos.

Mantener a los padres informados acerca de las calificaciones, los amigos, el comportamiento de sus hijos, e incluso las actitudes en la escuela es una herramienta importante al abordar los comportamientos. Trabajando juntos, los padres y los profesores pueden proporcionar un enfoque consistente en introducir comportamientos de reemplazo más productivos y apropiados.

Busque señales de advertencia
 Cuando un niño está siendo acosado, puede mostrar muchas señales diferentes que indican que se está produciendo la intimidación. Los maestros pueden no ser testigo de cada incidente, pero es por eso que es necesario involucrar a otros estudiantes, así como los padres. ¿El niño tiene lesiones inexplicables, frecuentes dolores de cabeza o de estómago, falta de apetito, dificultad para dormir, pérdida de interés en los estudios, pérdida de amigos? ¿El niño  evita las situaciones sociales o habla de hacerse daño? Estas son sólo algunas de las señales de advertencia que indican que un niño está siendo acosado.

Cuando la intimidación ocurre, desactive la escena

 A menudo es más fácil de tratar primero con los cómplices y luego tratar con el agresor y el objetivo.Una vez que la multitud se divide, obtener los hechos puede resultar más sencillo.Entrevistar a los cómplices del acoso. Cuando uno escucha, mostrar empatía. No sabes todas las circunstancias. Recuerda que debes ser imparcial. Así es como se entera de lo que está pasando.Obtener la historia de varias fuentes, incluyendo al acosador y  al acosado.

La intimidación no se va a acabar enseguida. Sea persistente y consistente de ponerle fin y hacer un  seguimiento con los estudiantes después de los incidentes.  Mostrar al niño que realmente le importa, y que podría convertirse en su adulto de confianza.

Victima de Mi Mismo

Sentirse una victima de si mimsoDiariamente nos encontramos ante situaciones en las que con facilidad realizamos reproches a los más allegados, presuponemos malas intenciones en los compañeros,….  Es fácil echar la culpa a los demás de lo que nos ocurre porque generalmente tendemos a percibir lo que nos pasa como algo externo a nosotros, en lo que influyen otras personas, hechos, acontecimientos, sobre los que sentimos que no podemos hacer nada.

Son las circunstancias, todo lo que nos ocurre día a día, la interpretación que sobre todo ello hacemos lo que genera en nuestro interior emociones, sensaciones que influirán a partir de ese momento en como percibiremos a los demás, como afrontaremos determinadas situaciones, como reaccionaremos ante el mundo que nos rodea.  Del éxito o fracaso que genera nuestro actuar depende nuestro equilibrio mental.

Las personas nos movemos en tres planos: pensamientos, sentimientos, acciones.  Los tres interactúan entre si.  Lo que siento influye en lo que pienso y lo que hago.  Lo que hago depende de mi voluntad.

Los sentimientos, las emociones influyen a la persona en su hacer, en su pensar, hasta el punto que cuando no tiene claros sus sentimientos, su incertidumbre produce bloqueo, la parálisis del ser.  Surge la idea ingenua de que en cuanto lo tenga claro podré hacer.

Es una creencia errónea, en realidad es lo contrario: en cuanto lo haga, lo tendré claro.  Uno es lo que hace.  Cuando la duda se ha instalado en mi interior, la puerta para poder cambiar lo que siento y lo que pienso es lo que hago.

“Uno puede generar la desdicha en el retiro total de su propia cabeza” (“El arte de amargarse la vida”, P. Watzlawick)

Cuando la duda se instala y parece que se pierde el rumbo los sentimientos, la voluntad, los pensamientos, parece que singuen caminos opuestos y se llega a una conclusión, solo hay una opinión correcta: la mía.  Todo lo que ocurre es interpretado, percibido, reestructurado siendo rechazado por sistema, hasta lo bueno, positivo, se convierte en malo, negativo.  Se instala la desdicha de tal manera en la persona que todo lo que hasta el momento la llenaba, le daba placer, le producía satisfacción empieza a ser rechazado creando emociones, sensaciones desagradables, produciéndose el caos.

Todo cuanto hagan los demás para intentar ayudar a resolver el problema solo servirá para confirmar su verdad.

¿Por qué cuando todo va bien surge el miedo, la duda? Tal vez no estemos preparados, no sepamos ser felices…. o no lo merezcamos.  Si lo tenemos todo: casa, familia, amigos, trabajo,….  cuando llega la  estabilidad tras años de relación, adaptación, cuando ya no hay cambios, desavenencias…. cuando al fin parece que se ha alcanzado la felicidad surgen dudas, inseguridades y por fin, se rechaza, se deja perder toda una vida de lucha y esfuerzo por conseguirla y una vez encontrada, se deja escapar para volver a empezar.

En realidad no sabemos que es la felicidad, o tal vez solamente no sabemos ser felices.

Buscar culpables

Con la pareja, con la familia, en el trabajo, con los amigos,…  cuando surge un problema lo primero que se hace para intentar resolverlo es buscar un culpable.  Parece que encontrarlo puede resolver gran parte de la situación, pero…. ¿qué ocurre entonces?

Si sabemos que se está buscando un culpable, nos escondemos, nos hacemos los despistados, evitamos la situación,… Si nos acusan nos justificamos, nos defendemos, acusamos.  Si se acusa a otro, nos relajamos, nos convencemos de que esa es la  verdad, apoyamos las acusaciones o no nos entrometemos en el proceso.

Echar la culpa a los demasPero, ¿realmente encontrar el culpable resuelve el problema?…  Cuando son los sentimientos, las emociones, la comunicación o acontecimientos concretos, ¿buscar y encontrar al culpable zanja la situación o la empeora?

Pongamos el siguiente caso: una pareja, el marido llega a casa y se le olvidó comprar el pan que le encargó su mujer.  Ella le recrimina por ello.

Este hecho, el reproche, nos hace sentir casi inocentes, la culpa queda en un segundo plano.  La acusación hace saltar las alarmas y pone en marcha todos los mecanismos a disposición del sujeto para rebelarse ante tal situación.  Sin admitir la culpa del olvido, nos justificamos, nos defendemos, y todo ello ¿Por qué? ¿Qué tecla se pulsa que hace saltar el resorte que nos dice no admitas tu culpa? ¿Por qué somos tan reacios a admitir nuestras culpas? Por el mismo motivo que buscamos un culpable cuando hay un problema.

Admitir la culpa significa responsabilizarse de las consecuencias, generalmente desagradables para la persona a quien se acusa, además de las implicaciones que puedan generar a nivel social, familiar y emocional.

Convivimos en una sociedad en la que, si bien se rechaza ser el culpable de nada, se busca con ahínco al culpable de todo con el fin de sentirnos bien, limpiar nuestra imagen, justificarnos, tener la conciencia tranquila de haberlo hecho bien.  Por este motivo cuando aparece un problema tendemos a buscar las causas del mismo para poder culpabilizar a alguien o a algo quedando exento de cualquier responsabilidad.

Dedicamos mucho más tiempo a buscar al culpable que a resolver el problema y, una vez identificado, podemos quedar bloqueados sin saber qué hacer, mucho más si la conclusión es que el culpable es uno mismo.

Cuando la culpa recae sobre uno mismo, su peso se hace casi insoportable, anulándonos, debilitándonos hasta el extremo. Llegados a este punto ¿de qué a servido el tiempo invertido? ¿acaso el problema se ha resuelto? ¿o por el contrario se ha complicado?

Nuestra sociedad vive fuertemente el sentido de la culpa, se nos ha educado en un mundo en el cual no hay efecto sin causa, por lo que es importante conocer las causas para poder prever los efectos.  Pero lo que no nos enseñan es que producido el efecto ya poco importan las causas para resolver la situación o problema creado, tan sólo, tal vez, para prever situaciones similares futuras.

Inmersos en una sociedad en que se culpabiliza, se buscan responsables, hay situaciones en que esa solución no es válida, no resuelve el problema, si no que lo alimenta.

Por si fuera poco, se nos pide cargar con el problema y además con la culpa del mismo.  En esta situación, no en pocas ocasiones, acarrear con la culpa es un problema mucho mayor que el problema en sí.

Debemos aprender a afrontar los problemas, mirando hacia el mañana, fortaleciéndonos para desbloquear emociones, sentimientos…. Lo cual nos ayudará a avanzar.  Si nos sumergimos en el pasado, buscando las causas, no sólo perdemos un tiempo que no vamos a poder recuperar, si no que podemos encontrarnos con dificultades que empeoren y compliquen la situación actual.

Desde la Terapia Breve Estratégica se considera que el problema que nos trae el sujeto es sobre el que hay que intervenir, sin echar más leña al fuego para avivarlo.  Las personas ya sufren bastante como para añadir más, a costa de empeorar la situación.